viernes, 3 de junio de 2016

La importancia de tener un buen historial crediticio

A menudo no somos conscientes de las repercusiones que puede tener en nuestra vida financiera futura, el no atender o afrontar el pago de una factura o de una cuota de un préstamo o crédito. Generalmente, pensamos que no pasará nada o nos limitamos a considerar las consecuencias inmediatas (llamadas de impago, inclusión en ficheros de morosidad…) sin darles importancia, pensando que ya lo arreglaremos más adelante.

El problema es que las repercusiones de uno o varios impagos de facturas o créditos no resueltos, se reflejan en bases de datos de solvencia e informes que acaban por asignar a una persona una nota o valor sobre su capacidad de pago.

Estos datos que determinan lo que se llama la solvencia crediticia de una persona es utilizada por las empresas o entidades financieras de crédito para evaluar a los solicitantes. Un buen historial supone un menor riesgo crediticio, y facilita la concesión de préstamos con mejores condiciones. Por el contrario, un historial crediticio negativo puede conllevar perder el acceso a cualquier tipo de préstamo o crédito. El historial crediticio también es considerado como una medida de la seriedad y responsabilidad de una persona, de cómo afronta sus obligaciones.

Al final tener un historial saludable, es tener una vida saludable, lo primordial es no estar sobre endeudado. Si cumples  con los pagos de los préstamos que te han otorgado, quiere decir que cuentas con salud crediticia.

Si eres un buen pagador, es probable que las instituciones financieras te den la oportunidad de gozar de nuevos créditos con mejores condiciones, como mayores plazos o menores tasas de interés.

Al final se te abren las puertas a otros créditos, ya que ninguna entidad te va a prestar si no cuentas con un historial crediticio saludable. Tener una historia de crédito sana te puede dar la posibilidad de acceder a préstamos de mayor importe.


¿Cómo mejorar nuestro historial crediticio y evitar aparecer en listas de morosos?

La mejor manera es antes de no pagar un préstamo o crédito es medir bien sus consecuencias pero sobretodo ser precavidos antes de realizar cualquier transacción financiera.

Antes de pedir cualquier préstamo o crédito, aunque sea de pequeño importe tenemos que tener en cuenta las siguientes consideraciones para evitar problemas futuros:

1) Evaluar nuestra necesidad y pedir la cantidad exacta que necesitamos, pedir una cantidad mayor que no necesitamos, nos llevará a un mayor gasto, e incrementará la cantidad de dinero que tendremos que devolver.

2) Pensar un plan para devolver el dinero antes de pedirlo: la planificación no solo debe incluir la cantidad que se va a pedir y el uso que se le va a dar, también se debe pensar cómo y cuándo conseguir la cantidad a devolver. Desde Savso.es nos preocupamos de facilitarte la vida con nuestras cuotas fijas semanales de pequeño importe pero tienes que ser responsable y tener claro que tienes que pagar esa cuota semanal.

En todo caso, si tienes un problema con el repago de tus préstamos o créditos, siempre contacta a la empresa que te presto y exponles tu problema. Es comprensible que por diversas razones, te puede pasar que no tengas en un momento determinado del tiempo el dinero suficiente para pagar. La comunicación y actuar con honestidad y transparencia es clave.

Y si por alguno motivo tu historial crediticio se ve dañado y apareces en una de estas listas de morosos, no te preocupes, no es algo que te marcará para el resto de tu vida. Es posible borrar tu nombre de ellas, pero para ello es necesario que afrontes tus deudas y esperes un tiempo para que tu situación se normalice.

Te recomendamos que siempre actúes con honestidad y responsabilidad, y que recuerdes que la reputación de uno se construye poco a poco, pero puede quedar dañada rápidamente, siendo vital asumir nuestras obligaciones.

Préstamos online sin agobios: Los préstamos online de pequeño importe de Savso.es, son productos útiles, sencillos y rápidos de conseguir, pero tienes primero que estar seguro que es el producto que necesitas. Una vez lo tengas claro escoge el importe y el plazo que mejor se adapta a tu capacidad de reembolso, ponte en contacto con Savso.es para solicitar tu préstamo online.

En cualquier caso, ¡anímate a enviarnos una solicitud de mini préstamo a través de la web de Savso.es préstamos sin agobios, con la ventaja única de Savso.es de pagarlos poco a poco en cómodos plazos semanales de hasta 26 semanas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario